Tareck El Aissami

Sancionado por Canadá, Estados Unidos y la Unión Europea

¿Quién es Tareck El Aissami?

Tareck El Aissami, es el actual vicepresidente del Área Económica y fue vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela desde enero de 2017 hasta junio de 2018. Asimismo, fue ministro de Interior y Justicia (2008-2012), ex gobernador del estado Aragua (2012-2017) y es considerado como uno de los altos funcionarios del Estado venezolano con el prontuario criminal más grande que se ha visto en la historia del país. Acusado y sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por su participación en el narcotráfico y lavado de dinero; investigado por sus vínculos con los grupos terroristas más violentos del mundo como el grupo iraní, Hezbolá. También está siendo investigado por usurpación de identidad de los venezolanos, corrupción estatal, entre otros.

Como funcionario del Gobierno

Mientras aún ejercía el cargo de gobernador del estado Aragua, durante los sucesos de Villa Rosa en la isla de Margarita en septiembre de 2016, atacó al pueblo con pistola en mano, según denunció el diputado a la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup. El Aissami atacó al pueblo margariteño cuando éste solo clamaba por comida a través del cacerolazo de sus ollas vacías contra el presidente Nicolás Maduro que realizaba una visita a la localidad.

Sumado a esto, no olvidemos su manejo en el estado Aragua, el cual es considerado como uno de los estados más peligrosos y violentos del país, de acuerdo a un artículo publicado por La Patilla.

A lo anterior se le añade que la Asamblea Nacional aprobó su interpelación en junio del año pasado luego de que el diputado al Consejo Legislativo del estado Aragua, Rodrigo Campos, denunciara el ataque de El Aissami en contra del patrimonio de los trabajadores de la Gobernación, en vista que se encuentra en mora con el IVSS y que “nadie sabe dónde está ese dinero descontado de la nómina de cada trabajador”.

Vínculos con el grupo terrorista Hezbolá

Lo más interesante son las relaciones que sus diversos cargos gubernamentales le han permitido desarrollar a lo largo de su carrera política.

En febrero de 2017, en un reportaje exclusivo realizado por la cadena de noticias norteamericana CNN, se dio a conocer su participación en la emisión de pasaportes venezolanos a grupos terroristas del Medio Oriente, así como de su liderazgo y comando en el esquema delictivo.

En el reportaje realizado por CNN, Misael López de 41 años, desde Toledo, Madrid, en donde se encuentra refugiado tras denunciar la corrupción del gobierno de Nicolás Maduro, aseguró que la trama de vender pasaportes y visas desde las embajadas venezolanas en el Medio Oriente (en Irak particularmente), era un negocio bastante lucrativo. Las personas involucradas ganan miles y miles de dólares realizando las gestiones. López indicó que encontró en la embajada un documento que tenía una lista con 21 nombres árabes con sus correspondientes números de pasaporte y cédula venezolanas. En la investigación de esta lista, un agente de inmigración de Venezuela le informó a CNN que tales pasaportes eran válidos y que corresponden a los nombres árabes que López encontró. Sin embargo, al hacer una revisión particular de los números de cédula con una base de datos pública en Venezuela, se dieron cuenta de que 20 de las 21 cédulas, aparecían registradas bajo personas con nombres hispanos y no los nombres listados en el documento. Ante ello López indicó: “no estamos hablando de pasaportes falsos: son documentos auténticos. Los falsos son las personas que usan esos pasaportes” quienes no son los venezolanos auténticos.

En su investigación, también se encontró con el caso de un narcotraficante que había sido condenado en Venezuela y que tenía un certificado de identidad iraquí, el cual aparentemente indicaba que había nacido en Irak, pero también poseía un pasaporte venezolano y su documentación señalaba que había nacido en Maracaibo, Venezuela. Adicionalmente, dicho individuo poseía dos cédulas de identidad venezolanas con diferentes números y apellidos.

A su vez, un reporte confidencial de inteligencia regional de 2013 obtenido por CNN dice que 173 individuos del Medio Oriente obtuvieron pasaportes y documentos venezolanos de 2008 a 2012. Entre ellos, personas vinculadas al grupo terrorista Hezbolá. El informe además destaca que fue un hombre el que ordenó la emisión de pasaportes a estos grupos: Tarek El Aissami. En el reporte se asegura que El Aissami “se encargó de dar cédulas, otorgar visas y nacionalizar a ciudadanos naturales de distintos países, particularmente  sirios, libaneses, jordanos, iraníes e iraquíes”. Por supuesto, el vicepresidente no respondió a los múltiples pedidos de la entrevista de CNN.

Sin embargo, la primera alerta se realizó en el 2014, por quienes entonces dirigían la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento al Terrorismo de Venezuela, Gyoris Guzmán.

De acuerdo con las investigaciones que hizo el equipo de Guzmán, expuestas en un foro de seguridad en Mercosur entre 2013 y 2014, hubo cerca de cuarenta personas supuestamente vinculadas al extremismo islamista que, en diferentes viajes, entraron ilegalmente a Venezuela desde Brasil, por el puesto fronterizo próximo a Santa Elena de Uiarén.

A su vez, tras estas revelaciones, otros testimonios comenzaron a salir a la luz pública. Según publicó el diario El Nuevo Herald, el coronel Vladimir Medrano Rengifo, quien fungió como director del SAIME durante 17 meses entre mayo de 2008 y octubre de 2009, ratificó las acusaciones que señalan que las embajadas venezolanas, específicamente en Damasco y Siria, emitían pasaportes ilegales para contribuir con el terrorismo y las vagabunderías internacionales, bajo el radar de Tareck El Aissami. Medrano señaló que, durante el período que él estuvo al mando de la oficina de identificación, se emitieron al menos 800 pasaportes falsos.

Medrano, quien fue despedido en octubre de 2009 por órdenes de Tareck El Aissami, entonces ministro del Interior, indicó que los motivos de su despido fue su deseo de desmantelar la red de tráfico de personas. En este sentido, cuando quiera que su oficina reportaba irregularidades que involucraban a los pasaportes emitidos en Siria, según él, El-Aissami le ordenaba que se hiciera de la vista gorda ante el hecho.

Otras denuncias indican que además de emitir pasaportes a organizaciones terroristas como el Hezbolá, también lo hizo con Hamas. Entre los personajes a quienes se les emitió pasaporte está Diab Fattah, quien también es investigado por el FBI por haber realizado un curso en una academia de aviación a la que asistió uno de los pilotos que participaron en los ataques del 11 de septiembre en contra de los Estados Unidos. Diab Fattah fue conseguido en el país norteamericano en donde se encontraba de manera ilegal, por lo que fue deportado a Venezuela a finales del año 2001, con el compromiso de ser devuelto para futuras interrogaciones. Sin embargo, al aterrizar en Maiquetía desapareció. En mayo de 2015 fue detenido en Jordania, bajo sospecha de financiar a grupos terroristas islámicos. La inteligencia jordana determinó que usaba dos pasaportes, uno venezolano con el nombre de Hakim Mohamed Alí Diab Fattah (otros tres pasaportes venezolanos están registrados con nombres muy parecidos) y otro palestino que figura como Hakim Mohamen Ali Semreen. Diab Fattah además cuenta con un familiar en la Embajada de Venezuela ante la Autoridad Palestina y con éste, abrieron una cuenta corriente a finales de 2013 con unos USD$ 100 mil dólares. Fue puesto en libertad tras explicar que se trataba de una herencia, situación que fue respaldada por la Embajada de Venezuela en Jordania. Pero resulta que el Consejero de la Embajada en Amán (Jordania), Hussan El-Aissami, es primo de Tareck, a quien Estados Unidos señala como muy próximo al Hezbolá, conforme a un artículo publicado por el ABC de España.

Narcotráfico

Adicionalmente también se le vincula con el caso de los Narcosobrinos. Durante el juicio de éstos en Nueva York, entre las declaraciones de Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores, sobrinos de la “primera combatiente” Cilia Flores,  quienes le confesaron a la DEA (Agencia Antidrogas estadounidense) que el transporte de la droga en Venezuela se hacía a través de Tareck El Aissami y Diosdado Cabello, quienes fungían como facilitadores de los cargamentos.

Asimismo, ya Walid Makled en sus declaraciones del año 2011, aseguró que El Aissami había recibido sobornos para permitirle realizar el tráfico de drogas por Venezuela, según el diario Infobae.  Más adelante, en mayo de 2015 el ex gobernador chavista, Rafael Isea, también declaró al respecto, asegurando que Tareck El-Aissami es uno de los involucrados en los delitos de narcotráfico y lavado de dinero en el país, siendo uno de los cabecillas del Cartel de los Soles.

Además, también ha emitido declaraciones a favor de Néstor Reverol -ex comandante general de la Guardia Nacional, ex director de la Oficina Nacional Antidrogas (ONA) y actual ministro de Interior y Justicia- y Edylberto Molina -ex subdirector de la ONA-; quienes fueron acusados por una Corte Federal en Nueva York de facilitar también el tráfico de drogas en Venezuela hacia los Estados Unidos.

Para finalizar, aparece vinculado al poderoso político y ex guerrillero salvadoreño del FMLN, José Luis Merino, conocido anteriormente como el “Comandante Ramiro” durante la guerra civil de El Salvador. Fuentes aseguran que Merino es asesor de las FARC y está encargado de manejar una parte de las finanzas de este grupo.

La conexión entre estos dos es aparentemente a través de una poderosa estructura que le ha permitido a Merino y a El Aissami, lavar millones de dólares provenientes del narcotráfico, contrabando de oro, combustibles y otros fondos de origen ilegal, conforme a un informe de inteligencia elaborado por agentes federales estadounidenses, según el diario nicaragüense, La Prensa.

De acuerdo con un reportaje realizado por Maibort Petit, la investigación se enmarcó entre los años 2009 y 2015, y tenía como objetivo revelar los movimientos de dinero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el sistema financiero internacional.

Añadido a todo lo anterior, el informe también señala que el vicepresidente venezolano “El Aissami, a través de asociados, maneja en Panamá una empresa de nombre Yakima Trading Corporation, que es un holding que controla otra empresa con el mismo nombre en Inglaterra”. Continúa explicando que, “a través de esas empresas se manejan inversiones petroleras que se hacen en el mercado internacional, y a su vez, realizan lavado de dinero proveniente de la empresa criminal”.

Asimismo, la investigación revela que las empresas ligadas al poderoso político venezolano mantienen su dinero en bancos panameños, utilizando los servicios referidos por Merino y sus socios. El informe asegura que, entre las instituciones financieras usadas por el grupo en Panamá, está el banco St. Georges Bank. Afirman que esta entidad bancaria es utilizada por las empresas ligadas al El Aissami para manejar sus recursos, pero no es seguro que tenga una participación directa en el esquema o que tenga conocimiento del sistema. Solo se detalla el uso de los servicios para hacer transacciones fraudulentas.

Beneficios y Lujos

Como producto de sus fechorías y de manera de lavar el dinero, El Aissami ha utilizado testaferros y empresas fantasmas para comprar aviones privados. Como ya hemos reportado, tenemos conocimiento que es dueño de dos Gulfstream 200, valorados cada uno en USD$20.5 millones. Los aviones están registrados en ACS International Sales, una empresa maletín que está basada en los Estados Unidos, al sur de la Florida. De acuerdo a algunas fuentes, estos aviones están equipados con motores Pratt & Whitney y recientemente fueron rediseñados por un costo de USD$ 600 mil dólares, para evitar que los escoltas, al viajar con el ahora Vicepresidente, no puedan escuchar las conversaciones.

Sancionado

El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, fue acusado de narcotraficante por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos bajo la Ley “Kingpin Act”, que es usada exclusivamente contra personas que juegan un rol significante en el tráfico de drogas internacional. 

A El Aissami se le identificaron 13 empresas, la mayoría de las cuales son de maletín, y que frecuentemente reciben dólares CADIVI. Dichas empresas son usadas para lavar el dinero proveniente del narcotráfico. Estas empresas eran controladas por el testaferro del vicepresidente, Samarck José López Bello, quien también fue sancionado por Estado Unidos. Componían una red mundial de lavado de dinero ya que operaban en diversos países como las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, el Reino Unido, Venezuela y Estados Unidos.

Las empresas de la red de narcotráfico de El Aissami incluyen: Alfa One, C.A. (Venezuela), Grupo Sahect, C.A. (Venezuela), MFAA Holdings Limited (las Islas Vírgenes Británicas), Profit Corporation, C.A. (Venezuela), Servicios Tecnológicos Industriales, C.A. (Venezuela), SMT Tecnología, C.A. (Venezuela) y Yakima Trading Corporation (Panamá).  Aquellas basadas en Estados Unidos son: 1425 Brickell Ave 63-F LLC; 1425 Brickell Avenue Unit 46B, LLC; 1425 Brickell Avenue 64E, LLC; Agusta Grand I LLC y 200G PSA Holdings LLC.

Adicionalmente, según el gobierno estadounidense, El Aissami participó en los envíos de más de 1.000 kilogramos de narcóticos de Venezuela, incluyendo aquellos con destinos finales en México y Estados Unidos. Además, señaló que El-Aissami facilitó, coordinó y protegió a otros narcotraficantes que operan en Venezuela. Específicamente, los venezolanos Walid Makled García y Hermágoras González Polanco, el colombiano Daniel Barrera Barrera y el cartel mexicano Los Zetas.

A finales de junio de 2018, según La Patilla, la Unión Europea impuso sanciones contra 11 funcionarios venezolanos, entre los cuales se encuentra el personaje en cuestión. Se tomó la nueva medida tras celebrar las fraudulentas elecciones presidenciales del 20 de mayo de ese año la cual, según la UE, no reunió las garantías suficientes. La decisión, adoptada por los cancilleres europeos, eleva así a 18 el número de personas sancionadas por la UE por menoscabar, a su juicio, la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en este país sumido en una profunda crisis política y económica. Estas sanciones implican la prohibición de viajar a la UE y la congelación de sus activos en dicha región.

 

MÁS DE TARECK EL AISSAMI

Pasaportes venezolanos, ¿en manos equivocadas?

CNN Español

PERFILES RELACIONADOS

Nicolas Maduro

Nicolás Maduro

Nicolás Maduro es el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela desde el 2013, es el responsable del hambre, sufrimiento y muerte del pueblo venezolano durante su gestión…ver más

Diosdado Cabello

Diosdado Cabello

Considerado el número dos del chavismo en Venezuela, es uno de los líderes gubernamentales más poderosos del régimen del presidente Nicolás Maduro. Participó en el golpe de Estado del…ver más

Samark López

Samark López Bello

Ampliamente conocido por ser el testaferro del vicepresidente Tareck El Aissami y uno de los principales responsables del hambre del pueblo venezolano, al crear un corrupto equema…ver más

Efraín Antonio Campos Flores

Efraín Antonio Campos Flores

Uno de los famosos sobrinos de Cilia Flores, implicado en el caso mejor conocido como los “Narcosobrinos”, fue arrestado por la DEA el 10 de noviembre de 2015 en Puerto Príncipe, Haití, luego de...ver más

Franqui Francisco Flores de Freitas

Franqui Flores de Freitas

Es uno de los sobrinos de la “primera comandante” Cilia Flores. En noviembre de 2016, junto con Efraín Antonio Campo Flores, fue encontrados culpables de intentar traficar 800 kg de cocaínaver más

Denuncia a un Enchufado