Luisa Estella Morales Lamuño

¿Quién es Luisa Estella Morales?

Luisa Estella Morales, es magistrada emérita de la República, quien durante seis años presidió el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Siendo presidenta de la Comisión Judicial del TSJ, se encargó de acomodar a su familia, por lo que nombró a su hija, Leticia Acosta Morales como Magistrada de la Corte Primera de lo Contencioso Administrativo, reporta Aserne. Morales es una de las precursoras de la destrucción de la separación de poderes, pues a su juicio, “debilitaba al Estado”.

Nepotismo dentro de la ¿Justicia?

Pero de acuerdo a Transparencia Venezuela, Leticia Acosta no fue la única favorecida, aunque sí la que ocupó posiciones de mayor relevancia. Añade la investigación que colocó a sus tres hijas (Leticia Acosta Morales, Ana Acosta Morales, Marta Acosta Morales) para distintos cargos dentro de la institución que representaba hasta que ejerció el cargo en 2013. Con solo 40 años de edad y 18 años en la función pública, Leticia Acosta logró ocupar, mientras su madre estaba dentro del máximo juzgado, cargos como Coordinadora de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura (DEM), magistrada de la Corte Primera de lo Contencioso Administrativo y por último, asistente de su madre en la Sala Constitucional.

Una vez que Luisa Estella fue jubilada forzosamente en diciembre de 2015, recuerda Kon Zapata, trasladaron a la hija a la biblioteca del TSJ, por supuestas pretensiones de Gladys Gutiérrez de acabar con “los vestigios de la era Morales”. Recuerda el portal Suprema Injusticia, que Morales llegó en 2004 al TSJ reemplazando en la presidencia de la Sala Constitucional a Iván Rincón Urdaneta y en 2007 se estrenó como la segunda mujer en dirigir el poder judicial.

Dudosa “honorabilidad”

Su historial ha estado signado, reseña Noticias Ahora, por hechos fraudulentos que “comprometían la dignidad del cargo” por lo que fue destituida en 1989 como Juez de Primera Instancia Agraria del estado Yaracuy y posteriormente en el 2003 como Magistrada del Contencioso Administrativo por “grave error jurídico de carácter inexcusable”. Pese a este historial, logró ocupar el puesto más alto del máximo tribunal de la nación aun cuando la Constitución establece que un magistrado debe “ser ciudadano de reconocida honorabilidad y gozar de buena reputación”.

El Cooperante indica que el 7 de mayo de 2013, el último día que estaría al frente de la Sala Constitucional, dictó sin el consentimiento de Gladys Gutiérrez, la sentencia 516, la cual eliminó las instancias de investigación, enjuiciamiento y sanción de irregularidades cometidas por los jueces en ejercicio de sus cargos, y abría la posibilidad de un sinfín de demandas de jueces destituidos bajo la vigencia del Código de Ética del Juez.

Ciudades judiciales

Si bien su nombre no figura en varios de los hechos de corrupción que se cometieron en Yaracuy, sus familiares directos sí se vieron involucrados, como lo es su yerno, Junior Miroslav Storkovich, a quien se le señala de estar detrás de la compra con sobreprecio de un terreno que estaría destinado para un edificio Judicial en 2005.

Según informa Noticias Candela, Miroslav Storkovich junto a Leticia Acosta Morales, hija de la magistrada emérita, pagaron la cantidad de mil 546 millones de bolívares, cuando presuntamente el terreno tenía un valor estimado de 200 millones, teniendo en cuenta que se encontraba incluso al lado del vertedero de la ciudad.

Su sobrino, fiscal 10º del estado Yaracuy, Esau Alejandro Jesús Alba Morales, resultó detenido  por extorsionar a una comerciante para no involucrarla en un caso de drogas, recoge Efecto Cocuyo. Al momento de su captura se encontraba en posesión de 8 kilos de cocaína y 25 mil dólares en efectivo, luego de estafar a diferentes víctimas.

Morales parecía disfrutar de amenazar a los profesionales de la comunicación, posiblemente para encubrir el historial familiar que pondría entredicho su “honorabilidad” como magistrada. En 2013  arremetió contra Vanessa Gómez Quiroz, del diario El Nacional, asegurándole que era “peligroso” meterse con ella, al hacerle una pregunta incómoda según recuerda Ipys Venezuela. Como antecedente, utilizó lo sucedido en contra de Eligio Rojas, quien sin explicación alguna fue separado de la cobertura de la fuente judicial, por haber denunciado que ella le prohibió el ingreso al máximo tribunal a un grupo de reporteros, agrega el mismo portal.

Denuncia a un Enchufado