Lucas Rincón Romero

¿Quién es Lucas Rincón Romero?

Lucas Rincón Romero era inspector general de las Fuerzas Armadas durante los sucesos de abril de 2002, conocido por anunciarle al país la renuncia de Hugo Chávez. Sin embargo, ahora es conocido como el “embajador vitalicio”, considerando jefe de misión con mayor antigüedad en Portugal. En 2003 fue nombrado Ministro de Interior y Justicia, según recuerda La Vanguardia y desde 2006 ha sido Jefe de Misión Diplomática en Lisboa, de acuerdo al portal web de la BBC.

Y aunque fue el encargado de transmitirle al país un mensaje que marcó la historia reciente venezolana, asegurando que le habían solicitado la renuncia a Hugo Chávez “la cual aceptó”, terminó desmintiendo que él se la hubiese pedido por ser por siempre un “leal a Chávez”.

Los militares también reciben escrache

Lucas Rincón fue objeto de escrache por un grupo de venezolanos que lo enfrentaron en Lisboa, gritándole “ladrón, ladrón” y acusándolo como uno de los responsables de que cientos de venezolanos estén hoy muriendo de hambre. Según Nelson Bocaranda, el escrache fue para recordarle sus negocios con empresas portuguesas del Puerto La Guaira (estado Vargas) y el gimnasio de su hijo.

Durante su permanencia en el cargo, Venezuela y Portugal han suscrito no menos de 160 acuerdos que van desde las áreas energéticas, migratorias, transporte, investigación y de alimentos, entre otros sectores, reporta La Razón.

¿Guisos diplomáticos?

Gracias a su “gestión” en Lisboa, se han ampliado considerablemente los intereses de Portugal en Venezuela. Según reporta Informe21, los convenios suscritos van desde suministro de petróleo hasta la promesa de una industria para producir gas en Cumaná la cual, lejos de concretarse, en el estado Sucre se reportan protestas constantes por la falta del servicio.

Sus labores facilitaron el arribo al país de la constructora Teixeira Duarte, la multinacional que recibió el contrato de ampliación del Puerto La Guaira y la Cota Mil (contrato más grande obtenido por una compañía portuguesa), encargada de vender además las ‘Canaimitas’ y, que para que el tercer trimestre del 2014, facturaría al menos 77 mil millones de euros en Venezuela, mucho más que en cualquiera de los países donde opera, publica KonZapata.

En 2017, Nicolás Maduro firmó una alianza entre la empresa Bolipuertos S.A. y Teixeira Duarte ingeniería y construcciones, con el objetivo de “agilizar la operación portuaria del terminal especializado del puerto de La Guaira”. Este acuerdo llega el mismo año en el que se conocía que la compañía estaba siendo investigada en Brasil con un ancho historial de irregularidades al estilo de la brasilera, Odebrecht, agrega El Cooperante y, ya para este año, la compañía reconocía estar teniendo pérdidas cercanas a los 5 millones de euros, reporta Correio de Venezuela.

Adicionalmente, agrega KonZapata, Lucas Rincón ha sido testigo de la expansión del Banco Internacional de Funchal y Espirito Santo en el país. La última entidad financiera terminó yéndose a la bancarrota en 2014, dejando grandes pérdidas para los intereses de PDVSA y también para algunos altos empresarios y funcionarios del chavismo, quienes guardaban sus ahorros en el banco investigado por fraude, falsificación y blanqueo de capitales, añade la publicación.

Estaría además detrás de la llegada de EIP Electricidad a Venezuela, compañía que recibió contrataciones en sistemas eléctricos del interior del país y de ESAFEC, encargada de las estructuras móviles para generación de electricidad, cables eléctricos y telefónicos de Portugal. Añade KonZapata, que sería Rincón Romero el “relacionista público de alto nivel” necesario para el régimen de Maduro en conexión europea.

Denuncia a un Enchufado