El Cooperante | 27 diciembre, 2018


A finales de julio de este año salió a la luz uno de los casos de corrupción más escandalosos de la gestión de Nicolás Maduro, la cual, desde 2013, ha estado repleta de acusaciones. El lavado de USD 1200 millones provenientes de Petróleos de Venezuela S.A., figura como uno de los mayores desfalcos a la estatal y se llevó a cabo en menos de cuatro años.

Inicialmente, el plan era obtener USD 600 millones por la corruptela, sin embargo, esta suma se duplicó en 2015 y fue posible por la participación en alianza de exfuncionarios de Pdvsa, testaferros profesionales y miembros de la élite venezolana, quienes a través de bancos, casas de bolsa, negocios de bienes raíces y empresas en varios países, lograron malversar USD 1200 millones de Pdvsa.

Los primeros detenidos por el caso fueron  Matthias Krull y Gustavo Adolfo Hernández Frieri. Las autoridades señalaron entonces que había otros involucrados prófugos: Francisco Convit GuruceagaJosé Vincente Amparan Croquer, alias, “Chente”; Carmelo Urdaneta Aqui ; y Abraham Eduardo OrtegaHugo Andre Ramalho Gois; y Marcelo Federico Gutiérrez Acosta y Lara.

A estos, se sumó otro tanto con el paso de los meses, incluido el extesorero nacional y mano derecha de Hugo Chávez, Alejandro “el Tuerto” Andrade, así como un persona de peso identificada como “funcionario venezolano 2” quien, según declaró una fuente vinculada al caso a el Nuevo Herald, es el presidente venezolano Nicolás Maduro.

Con información de El Cooperante

Conoce aquí a los Sancionados del Chavismo