Venezuela al Día | 7 diciembre, 2018


El 6 de diciembre de 1998 marcó un antes y un después para los venezolanos pues ese día el militar retirado y hoy fallecido Hugo Chávez llegó a la Presidencia de Venezuela y antes de morir en 2013 anunció que su sucesor era Nicolás Maduro, quien ha llevado a la “revolución” a sus 20 años con un país agonizante.

Tras dos décadas de chavismo el país parece estar al borde del precipicio con una inflación diaria que supera el 3 % -y se proyecta que el 2018 cierre en 2.500.000 %- hay una severa escasez de alimentos y medicinas, fallos en todos los servicios públicos, instituciones y sectores antes productivos.

Los “maduristas” aseguran que sí se han logrado “conquistas sociales” y también defienden su política económica caracterizada por constantes aumentos salariales, controles de precios y un control de cambio que comenzó en 2003 y que al día de hoy mantiene al país en una sequía de divisas.

Los detractores del chavismo, entre los que se incluyen a empresarios y economistas, aseguran que las políticas del Gobierno son erradas, porque no han generado producción, pero sí corrupción; se calcula un desfalco a la nación de 400.000 millones de dólares a través del control de cambio instaurado hace 15 años.

Y dentro de esos actos de corrupción están envueltos exfuncionarios chavistas como el extesorero de la nación Alejandro Andrade, condenado a 10 años de cárcel en Estados Unidos, y exministros de Petróleo entre los que se acusa a Rafael Ramírez que dirigió PDVSA durante más de una década.

Con información de Venezuela al Día

Conoce aquí los Grandes Guisos del Chavismo