Juan José Levy Esme

¿Quién es Juan José Levy Esme?

Es un empresario argentino señalado por los delitos de cohecho y soborno trasnacional, quien durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner operó los turbios negocios con Venezuela, todo enmarcado en supuestos “acuerdos de cooperación estratégica” y el fideicomiso argentino-venezolano manejado por la estatal petrolera PDVSA.

Cleptocracia binacional

Levy pasó de ser un empresario clase media a convertirse en uno de los hombres más acaudalados de Argentina, refiere Armando Info, una vez que logró abrirse el referido “fideicomiso” binacional. El “lleva y trae” le generó a Levy un incremento patrimonial que, para el 2011, era de 1 millón de dólares, a cientos de millones de dólares, según reporta La Nación. Se estima que blanqueó la suma de 1.400 millones de dólares a través de paraísos fiscales como Panamá y las Islas Vírgenes británicas. El denominado fideicomiso le permitía a Levy, cuyo rubro era el farmacéutico inicialmente, venderle al régimen chavista desde jabones hasta televisores.

De acuerdo al portal argentino Mendoza Post, Levy sabía cómo moverse en Venezuela junto a su hermano mayor Carlos, pero también gracias a José María Olazagasti, entonces secretario del ministro del kirchnerismo, Julio De Vido y el abogado Horacio Díaz Sierio, quien le consiguió buenos negocios no solo en Caracas, sino también en Panamá, Miami y Hong Kong. El enlace de Levy, Olazagasti, era considerado el “ungido” en materia de cables confidenciales de la cancillería argentina.

Con sobreprecios de hasta 300 por ciento, el “empresario” lograba importar lo que fuese a territorio venezolano, todo en el marco de la “cooperación binacional”. El detergente que en Argentina costaba 2 dólares, era vendido en Venezuela por al menos 8 dólares. Pero, además, según publica El Espejo Diario, tras la reconstrucción de los hechos realizada por La Nación, Levy figura también en un entramado de corrupción junto a sus socios, moviendo a través de Panamá, no menos de 40 millones de dólares que recibieron de la estatal telefónica CANTV, hecho que salpica a su presidente, Manuel Ángel Fernández Meléndez, entre otros.

Lucro con la necesidad

Añade Clarín que Levy, además de involucrarse en la venta de decodificadores de televisión, cuya investigación desarrolla la Aduana argentina, llevó a cabo la exportación de medicamentos hacia Venezuela con la leyenda “gobierno de Santa Fe-distribución gratuita”, una compra de al menos 12 millones de dólares pagados por Venezuela.

A través de sociedades offshore y una fundación, Levy, con sus contactos en el gobierno argentino que articulaban con Venezuela, lograba cruzar los recursos entre Buenos Aires, Caracas y la ciudad de Panamá, sin dejar por fuera al estado de Nevada en Estados Unidos, valiéndose de la ayuda del estudio jurídico Mossack Fonseca y el paraíso fiscal de las islas Seychelles, un archipiélago ubicado en el océano Índico, al nordeste de Madagascar.

 

Denuncia a un Enchufado