Los Grandes Guisos del Chavismo: EMISIÓN DE BONOS DE LA REPÚBLICA

Emisión de Bonos
de la República

WSJ: Venezuela intenta revender emisión de bonos por unos $5.000 millones

06 de junio de 2017 | Diario las Américas

Bonos: Siguen los guisos con el diferencial cambiario

16 de Enero de 2017 | CCD

Venezuela confirma emisión privada de bonos por 5.000 mln dlr a 2036

03 de Enero de 2017 | Reuters

Como es bien sabido, ante el desastre económico que atraviesa Venezuela, cada vez hay menos entidades financieras internacionales que estén dispuestas a correr el riesgo de prestarle dinero al Régimen Bolivariano. Para conseguir dinero, el Gobierno ha recurrido a emitir bonos y colocarlos en entidades públicas, para luego intentar revenderlos internacionalmente a precios de descuento.

Aquí te haremos el resumen de uno de los esquemas de corrupción más grandes que ha entretejido el Régimen Bolivariano a través del Banco Central de Venezuela (BCV), con la participación estelar del presidente de la República, Nicolás Maduro y, el otrora vicepresidente y actual ministro de Industrias y Producción Nacional, Tarek Al Aissami.

Así comienza la historia: en enero del 2017, Venezuela confirmó que el Banco Central de Venezuela acababa de realizar una “exitosa” emisión privada de bonos por 5.000 millones de dólares con vencimiento en el 2036, sin precisar detalles de la operación, como de costumbre.

Según la Constitución Bolivariana, la instancia parlamentaria debe aprobar cualquier endeudamiento del Ejecutivo, sin embargo, el Gobierno dictaminó que la emisión de dichos bonos se basó en el decreto de emergencia económica, por lo que no necesitaba obtener dicha aprobación. Esta es la primera vez en la historia que una operación de este tipo no tiene aprobación legislativa.

Dichos bonos fueron adquiridos por el Banco de Venezuela a la tasa de cambio protegida (Dipro) de 10 bolívares por dólar frente a los 3.200 bolívares por billete verde del mercado paralelo para ese entonces. Haitong International Securities, con sede en Hong Kong, actuó como coordinador internacional de la transacción, según señala la web Cbonds.com.

Seis meses después, Maduro decidió revender dichos bonos en el mercado de deuda, con un fuerte descuento respecto a su valor nominal. Maduro seleccionó a Tarek El Aissami, quien ha sido señalado de tener vínculos directos con el narcotráfico según el Departamento del Tesoro de EE.UU., como la persona más indicada para encabezar la “reestructuración” de la deuda y dirigir la operación de reventa.

Haitong International Securities, el mismo “broker” chino que coordinó la emisión de los bonos, intentó revenderlos entre firmas financieras estadounidenses, según indicaron reporteros del Wall Street Journal.

El pez gordo que mordió el anzuelo fue Goldman Sachs, el cual es el mayor grupo de banca de inversión de Estados Unidos. Goldman Sachs compró los bonos venezolanos por un valor nominal de unos 2.800 millones de dólares con un precio de 31 centavos por cada dólar, aunque en un principio, ante cámaras, no quiso precisar el precio exacto ofrecido.

Estos bonos, con vencimiento en 2036, no están registrados en las organizaciones internacionales que suelen anotar estas emisiones de deuda y, por lo tanto, no pueden ser comerciados electrónicamente, lo que incrementa el nivel de riesgo, indicó el diario.

La opinión de la prensa internacional entonces indicó que Venezuela “o está verdaderamente desesperada o está aumentando su cuenta de tarjeta de crédito sin planes para pagarla”, dijo el socio de la firma de corretaje Caracas Capital Markets, Russ Dallen, en declaraciones recogidas por el Journal.

Este tipo de operaciones exponen a nuestro país de dos maneras, pues no sólo hacen que nuestra economía sea más vulnerable, sino que hasta pueden poner en riesgo nuestras reservas de petróleo. De acuerdo con a CNN, Bonos de Venezuela, Wall Street empezó a cansarse de los bonos lucrativos de Venezuela. A principios del 2018, los bonos de PDVSA con vencimiento en 2022 se estaban cotizando a 25 centavos por dólar, frente a los 48 centavos que registraban a principios de noviembre del año anterior, según MarketAxess BondTicker. “Si los inversionistas se rinden y activan la cláusula de aceleración tienen derecho a incautar el petróleo venezolano que está en Estados Unidos o en buques cisterna en el océano, como garantía. Esta medida cortaría la capacidad del gobierno de llevar al país los pocos ingresos que tiene. Y eso causaría más sufrimiento a los venezolanos comunes que luchan por  sobrevivir a la grave escasez de alimentos y medicinas”.

Venezuela debe pagar desde agosto y hasta diciembre de este año un monto de 5,3 millardos de dólares por deuda externa entre cupones y bonos de PDVSA. Desde octubre, solo se han pagado unos $497 millones. Y la fecha tope de pago para el cupón del bono soberano 2036 ya pasó, el cual representaba unos $162,5 millones. Ante la falta de pago a los tenedores de bonos, el experto petrolero, José Toro-Hardy detalló en Unión Radio que el gran temor es que “los acreedores de Venezuela puedan ir contra CITGO”, la principal filial de PDVSA en EE.UU.. También advirtió que de perderse CITGO “retornaríamos a 1975 cuando vendíamos el petróleo a precio de gallina flaca (…) No tiene nada de raro porque la producción de petróleo de Venezuela en este momento retrocedió más de 70 años, como lo que se producía en 1948″.

Finalmente, con esto, resaltamos lo que señala Nomura, una compañía japonesa tenedora de bonos. Esta indica que el Gobierno ha dado prioridad a pagos específicos con el del bono PDVSA 2020, cuya garantía es Citgo, pero duda que, debido al colapso de la producción petrolera, se tengan los recursos para cumplir con los otros compromisos de ese instrumento.

“Los riesgos de acciones legales podrían resurgir después del incumplimiento del pago del principal bono 2018 (cupón 13,625%). Esto representaría el primer incumplimiento soberano de un principal después de Elecar en abril. Suponemos que los riesgos de litigio se aumentarán hacia el final del año”, señalan.

 

WSJ: Venezuela intenta revender emisión de bonos por unos $5.000 millones

06 de junio de 2017 | Diario las Américas

Bonos: Siguen los guisos con el diferencial cambiario

16 de Enero de 2017 | CCD

Venezuela confirma emisión privada de bonos por 5.000 mln dlr a 2036

03 de Enero de 2017 | Reuters

INVOLUCRADOS

Nicolás Maduro

Tareck El Aissami

MONTO ROBADO

MIL MILLONES DE DÓLARES

Denuncia a un Enchufado