El Cooperante | 5 diciembre, 2018


De acuerdo con Últimas Noticias, medio que llevó a cabo la investigación periodística y que reseñó todo el caso, en tan solo diez años, quien fuese en su juventud un vendedor en la tienda El Imán, ubicada en Barcelona, estado Anzoátegui, se convirtió en un multimillonario empresario bien conocido en la cúpula chavista, donde tenía los mejores contactos.

El Chacho, como es recordado en Camino Nuevo Primero de Barcelona, en 2008, hizo su más osada transacción, al comprar Banorte por la nada socialista suma de USD 52 millones. Tanto la entidad bancaria como la aseguradora, fueron comprados al mismo dueño, Carlos Gill Ramírez.

En la cima de la cúpula de empresarios chavistas, el Chacho decidió hacer su segundo movimiento más osado: la compra del Banco Federal por USD 700 millones. Sin embargo, la negociación nunca se llevó a cabo. Banorte,  propiedad de Zambrano, había estado bajo régimen administrativo de la Sudeban por irregularidades, entre ellas destacaba la adjudicación de créditos a varias personas jurídicas y naturales, asó como un alto índice de depósitos de entes del Estado.

Las pesquisas concluyeron que la entidad había otorgado 136 créditos, 90% de ellos para ser cancelados a largo plazo, a cinco empresas fantasmas y a personas naturales entre marzo de 2006 y agosto de 2009, los cuales, sumaban en conjunto 865 millones de bolívares.

Con información de El Cooperante

Conoce aquí a más Empresarios Enchufados