El Cooperante | 8 noviembre, 2018


En diciembre de 2009, como parte de la purga de empresas financieras y aseguradoras llevada a cabo por el Gobierno, La Previsora fue intervenida.  Junto a esta, fueron intervenidas otras 80 compañías, de las cuales, al menos cuatro estaban vinculadas con La Previsora por medio de su principal accionista, Pedro Torres Ciliberto, un empresario venezolano que adquirió la aseguradora el mismo año de su expropiación, al comprar todas las acciones de Freeway Global Ltd, su accionista mayoritaria.

Pero Torres Ciliberto no se conformó con adquirir todas estas compañías en un año, por lo que también estaba en trámites de compra de Digitel y el Banco Nacional de Crédito, dos operaciones que finalmente tuvo que abortar cuando el Gobierno pidió su detención, una orden que a casi nueve años de su emisión no ha sido acatada.

Pedro Torres Ciliberto, a quien Hugo Chávez acusó por las irregularidades detectadas en La Previsora y en los cuatro bancos de su pertenencia, vive en Estados Unidos, disfrutando los beneficios económicos que, todavía después de la expropiación de sus empresas, le generaron ingresos.

Con información de El Cooperante

Conoce aquí a más Empresarios Enchufados